viernes, 12 de enero de 2018

Silencio

Silencio, impregnando estas paredes


Recuerdos, en apenas unos metros


Risas, que provocaron los que aquí yacen


Gritos, que expresaron por sus emociones


Palabras, las que salieron de sus bocas, algunas veces acertadas


Sensaciones, al cruzar su cuerpo por la vida


Letargo, el que vivieron al final de sus días


Larga vida la de algunos, corta la de otros


Se escucha el silencio tamizado de pasos, de risas, de gritos, de palabras...




domingo, 7 de enero de 2018

Asumamos nuestras responsabilidades

Hoy, escuchando los medios, de nuevo un temporal de nieve, de nuevo la culpa a todos menos a nosotros mismos, de nuevo escurrimos nuestra responsabilidad.
No dudo de que hubo una mala gestión por parte de los responsables de la circulación por esas carreteras, pero no tiremos energías, quejándonos, a pesar de la situación tan agobiante, que por supuesto no me gustaría vivir.


El día anterior advirtieron de este fenómeno, se sabía que, como en otras ocasiones iba a nevar, incluso en puntos en donde no suele ser habitual.


Con toda la información de la que disponemos hoy en día, no tenemos bastante, nos creemos todopoderosos, como cuando atendemos el móvil conduciendo, como cuando rebasamos por mucho el límite de velocidad, no nos va a ocurrir nada, nuestros coches son potentes e inteligentes, tenemos toda la vida por delante y si tenemos problemas, estamos en el Siglo XXI, nada nos podrá ocurrir con nuestro Estado Protector.


No concibo que padres que viajan con niños pequeños no sean lo suficientemente previsores como para llevar agua, al menos y algo de comer, aunque egoistamente solo sea por no soportarles llorar. Algunos incluso se arriesgan a salir sin llenar el depósito de gasolina.



¿Por qué nos fiamos tanto de nuestros avances tecnológicos y de nuestra cobertura social como para no prever que puede ocurrirnos lo que a tanta gente le ocurre cuando nos visita un temporal de esta envergadura?


En España no estamos habituados a la nieve, pero va siendo hora de que seamos lo suficientemente adultos como para ser previsores y salir de viaje con los depósitos llenos, como cuando nuestros padres salían con su seiscientos, sabiendo que su viaje iba a durar muchas horas y se proveían de una buena tortilla, y una buena cantidad de bebida para cubrir sus necesidades básicas durante su viaje, porque lo emprendían con mucha ilusión y una de sus preocupaciones era esa, la de estar bien preparados y disfrutar de él.


Contamos con coches muy rápidos, con carreteras muy seguras y muy amplias, pero ocurren imprevistos que nadie quiere que ocurran, seamos adultos y no dejemos toda la responsabilidad a los demás.

Y, como en todas las malas experiencias, siempre subyace algo bueno, muy bueno, la solidaridad de la gente, que siempre aflora, porque al fin y al cabo, somos humanos y tenemos la sensibilidad suficiente para ponernos en la situación de los demás, que ahora hemos nombrado como empatía.

¡Bravo por la solidaridad de los vecinos que ayudaron!




miércoles, 3 de enero de 2018

Secuencia de una ola

Te quedas absorto observando las olas,
da igual de donde vengas


Te apasiona verlas.
te sientes afortunado por ello


Tienes la suerte de tenerlas enfrente,
absorbes su aroma,
te proporcionan paz


Te provocan poner la mente en blanco
llena de espuma de mar




domingo, 17 de diciembre de 2017

Espejismos

Espejismos, cuando creemos que alguien ha cambiado



Cuando una pared invisible nos impide ver lo que nos espera



Cuando vemos un amanecer y resulta ser un crepúsculo


 Cuando transitamos por caminos de piedras aun sabiendo que nuestros pies son delicados


Cuando una vez más nos aventuramos por caminos que vimos que no tenían salida 

dejándonos engañar por un pálpito del corazón



Cuando en nuestra embriaguez vemos color


 y al despertar todo es blanco y negro





sábado, 25 de noviembre de 2017

Una escalera

Una escalera de subida y de bajada,  como todas, pensaréis, pero no sentimos lo mismo subiendo que bajando.

Subimos una escalera


esperanzados, ilusionados



asustados, inquietos


expectantes...


Bajamos una escalera


desilusionados, tranquilos


aliviados, satisfechos


 contentos...


domingo, 19 de noviembre de 2017

Observando

Te sitúas en un punto y observas.

Observas e imaginas las historias particulares de la gente que participa en cada escena.

Escenas cotidianas que encierran conexiones que propician unas escenas y no otras.

En una ciudad cualquiera, desde un punto cualquiera.








domingo, 12 de noviembre de 2017

Sensaciones

Rutina, que cubre de un opaco polvo gris la belleza de lo cotidiano,

la belleza de un cuerpo, de un momento, de unas manos dispuestas a acariciar.


Ternura, esa que recibimos en nuestros primeros momentos de vida y que nos resistimos a perder,

la que exigimos de quien comparte nuestros días.


Recuerdo, de una canción "mejor haber perdido después de amar, que no haber amado nunca",

mejor haber vivido un tierno e intenso amor a pesar de lo efímero.


Evocación, de aquellos benditos días en los que los astros del cielo te llamaban de tu,

en los que tu liviandad hacía que no advirtieras tu peso,

en los que la fuerza de la gravedad te excluía.


Fuerza, con la que podrías haber atrapado la luna con solo alargar tu brazo.


Añoranza, de esa plenitud...